El negro corazón del crimen y Rodolfo Walsh: el hombre detrás del mito

El negro corazón del crimen (2017, Alfaguara), el último libro de Marcelo Figueras, puede leerse como una historia de amor, como un policial clásico o, como prefiere su autor, como homenaje a un hombre que fue parido por su obra cumbre.

Por Demian Konfino*

Un escritor incipiente, Erre, se topa, azarosamente, con un hecho extraordinario que lo imanta. Una balacera de Máuser interrumpe su partida de ajedrez en el bar de su barrio. Sale a curiosear y queda atrapado en el epicentro de los acontecimientos que conmueven al país: la rebelión encabezada por el General Valle para derrocar al General Aramburu y repatriar al General Perón. Como puede, logra llegar a su casa donde lo esperan su mujer y sus dos hijas.

Al poco tiempo se entera de los fusilamientos ordenados por la dictadura y alguien le acerca un grito afónico: Hay un fusilado que vive.

Este escritor, burgués y antiperonista, sabe que tiene una papa caliente, una bomba mediática que, sin embargo, ningún diario importante quiere publicar.

Una compañera de trabajo, la española Enriqueta o “Muñiz”, se ofrece a ayudarlo en la investigación y, con ello, a jugar su propio pellejo en la osadía. Juntos descubren que los fusilamientos ordenados por el Jefe de la Policía de la Provincia de Buenos Aires se realizaron con anterioridad a la vigencia de la ley marcial. Se obsesionan con el tema y comienzan a empatizar con las víctimas. Se enteran de otros fusilados que lograron sobrevivir. Conocen a sus familias y a sus razones. Erre escribe, logra publicar y se atiene a las consecuencias.

Erre y Muñiz empiezan a conocerse y a gustarse. Un triángulo amoroso abre una ventana insospechada en la narración que acaba imponiéndose como uno de los principales ejes de la obra.

Avanzan las páginas y Erre, con su fierro Walther PPK debajo de la cintura, se va transformando en lo que acaba siendo hasta el final de sus días: un militante de la verdad y las causas justas.

Marcelo Figueras (Buenos Aires, 1962) es periodista y escritor. Entre sus novelas se destacan “El muchacho peronista” y “Kamchatka”. Sus libros han sido traducidos a una veintena de idiomas. Fue guionista (junto a Marcelo Piñeyro”) de la película “Plata quemada” y la serie “Las viudas de los jueves”. En la actualidad se encuentra escribiendo la biografía autorizada del Indio Solari.

Con una prosa precisa y, a la vez, florida, Figueras ampara el impactante resultado estético de “El negro corazón…” al mismo tiempo que logra dinamismo, intriga, indignación, emoción y urgencia por avanzar en la lectura. La oración corta y el notable manejo de los diálogos son algunas de las claves de este entrañable texto.

La capacidad de plasmar en una obra de literatura circunstancias que, más que hechos, son llagas abiertas en el acontecer nacional es uno de los rasgos salientes de la trama. No hay golpes bajos. Hay trucos literarios que Figueras domina acabadamente y los va presentando al lector en modo peronista: todo a su tiempo y armoniosamente.

Figueras, en los agradecimientos, aspira a que “este libro se entienda como lo que pretende ser: un homenaje a ese hombre. A quien asesinaron hace cuarenta años, sin que eso impida que escriba y piense cada vez mejor”.

Solo escribe su nombre y apellido en el crepúsculo de la trama. Ese hombre, antes que su mito, es Rodolfo Walsh y fue el autor de Operación Masacre.

* http://www.agenciapacourondo.com.ar/cultura/el-negro-corazon-del-crimen-y-rodolfo-walsh-el-hombre-detras-del-mito

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s