20 de diciembre: Fallo contra la impunidad

por Demian Konfino 20 de diciembre: Fallo contra la impunidad

La sentencia por la masacre del 20 de diciembre de 2001 en los alrededores de la Plaza de Mayo nos acerca al ideal de Justicia que promueve nuestra Constitución Nacional, justo en un contexto en el que la violencia institucional comienza a perfilarse como eslabón necesario para la restauración conservadora que se intenta desde el gobierno que lidera el Ingeniero Mauricio Macri.

El Tribunal Oral Federal N° 6 compuesto por los Dres. José Martínez Sobrino, Rodrigo Giménez Uriburu y Javier Anzoategui condenó al entonces Secretario de Seguridad del gobierno de Fernando De la Rúa, Enrique Mathov, y a los altos mandos de esa Policía Federal, Rubén Santos, Raúl Andreozzi y Norberto Gaudiero, encontrándolos penalmente responsables por “homicidio culposo” en los casos de  Diego Lamagna, Gastón Riva y Carlos Almirón.

La pena para Mathov fue de cuatro años y nueve meses de prisión. La del entonces Jefe de la Policía Federal Rubén Santos fue de cuatro años por el mismo delito. En ambos casos las penas -de cumplimiento efectivo- fueron muy similares a las solicitadas por la querella representada por el CELS. A Gaudiero, titular de la Dirección General de Operaciones durante el gobierno de la Alianza, le dieron tres años y seis meses de prisión y a Andreozzi, jefe de esa Superintendencia de la Policía Federal, lo condenaron a tres años de prisión en suspenso.

20 de diciembre Fallo contra la impunidad 1La relevancia del fallo es innegable y debe inscribirse en la larga lucha del pueblo argentino contra la impunidad. Fue la perseverancia y la dignidad de los familiares de las víctimas, y de los organismos de derechos humanos, la que permitió la primera condena a funcionarios públicos en la historia argentina por sus responsabilidades ante una masacre perpetrada por agentes del Estado en democracia. No ocurrió lo mismo en La Tablada, ni con Teresa Rodríguez o Aníbal Verón, tampoco con los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, ni con el caso del maestro Carlos Fuentealba.

En un contexto en el que la “contradistribución” de la riqueza solo puede garantizarse mediante la aplicación sistemática de diferentes modos y grados de violencia institucional, el valladar de la Justicia tiene consecuencias hacia el pasado, pero también es un mensaje hacia el presente y el futuro. El fallo intenta suavizar heridas que nunca cicatrizarán en nuestro pueblo. Al mismo tiempo, viene a llamar la atención de los actuales y futuros funcionarios políticos.

El ex comisario Rubén Santos, en sus últimas palabras, había advertido al Tribunal sobre las consecuencias de su fallo. Sugería a los jueces que se tuviera en cuenta el mensaje que enviarían con su sentencia. Argumentaba que la sociedad necesita una policía que no esté con las “manos atadas”. Intentaba una complicidad con la actualidad política y su modelo de seguridad, como refugio de impunidad.

20 de diciembre Fallo contra la impunidad 2Sin embargo, el Tribunal se remitió a los hechos, a las pruebas y no titubeó ante las amenazas veladas. Por primera vez en la Argentina, el que ordena una represión va preso. La Ministra de Seguridad Patricia Bullrich habrá tomado nota o debería hacerlo.

A la par, los jueces absolvieron a seis de los otros trece policías acusados en el juicio. Y los que fueron condenados tuvieron penas bajas, por tipos penales difusos. Aún no conocemos los argumentos del fallo, pero este aspecto de la sentencia abre un interrogante y genera bronca entre familiares y organismos. La figura de “homicidio en agresión” u “homicidio en riña”, implica que no se tuvo por probado quién disparó en cada caso y se tiene por autores a todos los partícipes en el hecho en el que “resultare muerte o lesiones sin que constare quiénes las causaron”.

Resulta sorprendente este aspecto del fallo, teniendo en cuenta el detalle de la prueba  rendida en el expediente. Sin dudas, esta parte de la sentencia será apelada por la querella y, probablemente, por la fiscalía, y la Alzada deberá revisarlo para acercarse a ese faro de Justicia que alumbra el tronco del fallo. Lo mismo debe escribirse para el caso de Alberto Márquez, cuyo asesinato en esa jornada aciaga no derivó en consecuencias penales para los acusados. Y eso es indignante pero, sobre todo, injusto.

Por último, el punto más oscuro de los hechos ocurridos el 20 de diciembre y sus derivaciones judiciales no se relaciona con este fallo sino con la confirmación de la Corte Suprema de Justicia, en mayo de 2015, respecto al sobreseimiento dictado a favor de Fernando De la Rúa en la investigación sobre las muertes y los heridos de la represión que él había ordenado al declarar el estado de sitio, en las horas previas a su renuncia a la presidencia.

El fallo de esta semana podrá ser tenido en cuenta por el sistema interamericano de derechos humanos a la hora de resolver el planteo que llevan adelante los familiares y organismos, por ese sobreseimiento al entonces presidente. El de esta semana, resulta un hecho judicial insoslayable que tuvo por probadas las responsabilidades penales de los funcionarios políticos que ordenaron la represión. Luego, si fue culpable un Secretario de Estado nombrado por el Presidente que había declarado el estado de excepción horas antes, la responsabilidad penal del Jefe de Estado aparece palpable y tiene chances de ser revisada por esa instancia supranacional.

Cuando baje la espuma de la bronca por penas que no son altas y por algunas absoluciones injustas, la sentencia del TOF N° 6 por la masacre de 2001 quedará en la historia del Poder Judicial argentino como un hito de la Justicia contra la impunidad y marcará el paso de la reflexión política cuando se piense en reprimir al pueblo.*

* http://revistalabarraca.com.ar/20-diciembre-fallo-la-impunidad/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derechos Humanos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s