“Es importante dar la lucha en el lenguaje”

DEMIAN KONFINO, ABOGADO

Daniel Enzetti 12 de Agosto de 2015 | 12:00Explica los términos de la batalla por el sentido y reconstruye la experiencia del Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad.

Camina las villas porteñas desde hace diez años, cuando sus estudios de Derecho en la UBA incluían tareas de apoyo escolar como parte de un voluntariado. Sin embargo, eso no le alcanzaba a Demian Konfino.  “Sentía que llegábamos ‘de afuera’ -explica- para dictar clases o talleres culturales y, cuando nos íbamos, la gente seguía teniendo los mismos problemas de electricidad, falta de cloacas o calles de tierra inundadas. Era necesario pensar políticamente los barrios, para resolver inconvenientes de fondo.” Entonces creó la agrupación Los Invisibles, en la que hoy continúa como asesor legal. Y en 2008, el Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires, junto a HIJOS y distintos referentes comunitarios. Con el tiempo, el ODH se convirtió en termómetro de la manera en que el mapa urbano gobernado por el macrismo presenta falencias en terrenos como la salud y la educación. Pero sobre todo, en cuestiones vinculadas al déficit habitacional, “principal falencia que la administración PRO no supo resolver en casi una década -agrega-, permitiendo que el rol del Estado sea remplazado por el negocio del mercado inmobiliario.” Temas que amplía en su último libro, Patria Villera, donde además recorre la historia de la Villa 31 y de uno de sus delegados más emblemáticos, Teófilo Tapia.

–¿De qué manera trabaja el Observatorio?
–Nos propusimos redactar informes anuales para explicar cómo, desde el poder, se violan permanentemente los Derechos Humanos en forma integral. Pero no quedarnos sólo en la denuncia, sino accionar para modificar esas situaciones.
–¿Por ejemplo?
–Logramos un amparo judicial para que las fuerzas de seguridad no utilizaran las pistolas Taser, para que no hubiera cámaras en las escuelas, y para que las ambulancias entraran a las villas ante hechos de emergencia. Un video nuestro fue clave para determinar la cuestionada función de la Unidad de Control del Espacio Público (UCEP), y también exigimos que Mauricio Macri reglamentara la ley de protección de testigos en causas de lesa humanidad. Siempre digo que los Derechos Humanos son importantes, pero no hay que dejárselos sólo a los abogados (se ríe), es imprescindible militar en la calle para que sean respetados.
–¿La vivienda es el inconveniente más grave de la Ciudad?
–Sí, por supuesto. El déficit habitacional alcanza a unas 500 mil personas, en un distrito paradójico porque al mismo tiempo, existe gran cantidad de inmuebles vacíos y ociosos. El Estado dejó librado este panorama al mercado inmobiliario, y por ejemplo, no urbaniza las villas, como marca claramente el artículo 31 de la Constitución porteña.
–El título de su libro expresa que, además, la batalla es cultural…
–Claro, porque desde la revolución fusiladora de 1955, lo “villero” se convirtió en sinónimo de vagancia, de delincuencia, y a esa estigmatización también aportaron sectores pseudo progresistas. Por eso, es importante que la lucha se dé también desde el lenguaje.*

* http://tiempo.infonews.com/nota/181375/es-importante-dar-la-lucha-en-el-lenguaje

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derechos Humanos, Villa 31. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: