Boletín Invisible – Julio 2014

Cooperativa de trabajo voluntario por un barrio limpio

La acumulación de basura es una preocupación común a todos los barrios populares y el caso del San Martin de Villa 31 no es la excepción. Peor aún, al no estar formalmente reconocido como parte de la Villa 31 (solamente cuenta con un fallo judicial que obliga al GCABA a su reconocimiento y la atención de algunas problemáticas), el servicio de recolección de residuos y limpieza es prácticamente inexistente. Ante esto, hemos decidido organizarnos para dar una solución a este problema que afecta nuestro barrio.

Desde hace un poco más de dos mes, hemos comenzado con la conformación de una Cooperativa de trabajo voluntario para la recolección de la basura y limpieza de las calles y pasillos de nuestro barrio. Así es que con organización y decisión de hacer algo ante este problema, un grupo de vecinos sale dos veces por semana, durante 3 horas, a encargarse de pasar casa por casa a retirar las bolsas de basura y de levantar los residuos de las calles. La respuesta de los vecinos y vecinas es excelente y nos manifiestan su alegría por la iniciativa.

             Cooperativa Los Invisibles

Por otro lado, encaramos la lucha para que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires – responsable por la solución de esta problemática – reconozca y legitime el trabajo que venimos realizando para  formalizar los puestos de trabajo. Con esto, también pretendemos generar trabajo digno para los compañeros y compañeras que son parte de la Cooperativa y tienen la enorme necesidad de recibir un sueldo para llevar a sus casas. Confiamos en que con perseverancia y convicción lograremos nuestro objetivo para que el Gobierno porteño responda ante nuestras necesidades; que son las de todos.

Se pueden ver alguna imágenes haciendo click aquí

Vuelve a tratarse la urbanización de Villa 31

Durante todo Junio y lo que va de Julio un tema excluyente viene siendo abordado en las reuniones de Asesores de la Comisión de Vivienda de la Legislatura porteña, con alta participación de vecinos y organizaciones villeras. Nos referimos al dictamen 98-D-2013 que reglamenta la urbanización de las villas 31 y 31 bis.

Los Invisibles, junto a la Mesa de Urbanización y Radicación de Villas 31 y 31 bis Padre Carlos Mugica, venimos asistiendo a dichos encuentros planteando el tratamiento del proyecto de urbanización por el pleno de los Diputados de la Ciudad antes de fin de año.
En este marco, las reuniones de Asesores de la Comisión de Vivienda vienen funcionando como escenario político en el que vuelve a abordarse el proyecto de urbanización de Villa 31. Durante el primero de los encuentros, el lunes 2 de junio, los asesores del PRO intentaron correr el eje del debate, planteando que las tierras no pertenecen al Estado de la Ciudad, argumento que vienen esgrimiendo hace varios años para evitar avanzar en la concreción de la radicación formal del asentamiento como un barrio más de la ciudad.
Sin embargo, en la reunión de la tarde del 9 de junio, la visita del autor del proyecto urbanístico, arquitecto Javier Fernández Castro, disipó todo lugar a dudas sobre la solvencia técnica del proyecto, ponencia que no dejó espacio para nuevas chicanas del bloque PRO.

El pasado lunes 14 de julio, los vecinos del barrio y las organizaciones nos hicimos presente en la reunión de Diputados de la Comisión para reclamar el urgente tratamiento por parte de los Legisladores. La oposición apoyó la moción popular, pero permanecieron vigentes las maniobras dilatorias de los diputados PRO para evitar el tratamiento.

Sin embargo, la organización del pueblo villero viene creciendo y ya se hace sentir en el Palacio Legislativo. El oficialismo porteño va quedando con cada vez menos margen político para negar el debate parlamentario. Desde Los Invisibles estaremos allí, donde la urbanización de la villa se exija, para afirmar el derecho del pueblo a una vivienda digna real en el lugar donde se vive. Militamos para lograrlo.

Rifamos un canastón para la ampliación de la Casa Invisible

Como parte de las acciones que se vienen realizando para la construcción del primer piso de la Casa Invisible, los estudiantes del PAEByT, que llevan adelante sus estudios primarios en la Casa,  organizaron la rifa de un Canastón de alimentos para que los vecinos y vecinas continúen ayudando con el crecimiento del espacio.
El día martes 15/7 se realizó el sorteo con la presencia de los y las estudiantes de ambos turnos y la ganadora fue la vecina Ninfa Britez.

Lo recaudado, será destinado para la compra de materiales que necesitamos para la construcción del primer piso de la Casa Invisible. La planta baja nos queda cada vez más chica y es imprescindible avanzar con la ampliación para dar lugar a nuevos espacios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derechos Humanos, Latinoamérica, Villa 31. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s