Boletín invisible – Marzo 2014

La Casa Invisible sigue creciendo

A partir del mes de diciembre del 2013, iniciamos la ampliación de la Casa Invisible en el barrio San Martín de Villa 31. En esta nueva etapa, nos encontramos construyendo el primer piso para contar así con un segundo salón y poder dar más lugar a las actividades y talleres que se desarrollan allí como así también poder ampliar la Biblioteca Popular “Hugo Chavez”.

La construcción se viene realizando de forma autogestiva y solidaria. El trabajo lo ponen los compañerxs y vecinxs del barrio que con esfuerzo venimos emprendiendo una tarea ardua pero con enorme satisfacción. Los materiales se van comprando con el dinero recaudado a través de las rifas de libros, roperitos y otras actividades como “la pollada” de hace poco tiempo. Al no recibir apoyo económico de ningún sector, los esfuerzos se redoblan pero a la vez enorgullecen la labor militante.
Aquella persona que quiera dar una mano, puede hacerlo acercando elementos de construcción, de electricidad, herramientas, pintura o su mano de obra.
Seguimos construyendo la Casa Invisible, seguimos construyendo organización popular para una alternativa desde abajo.

Casa Invisible Villa 31Casa Invisible Villa 31
Hacé click aca para ver las fotos de la jornada.

Arrancaron las clases del PAEByT

El lunes 10 de marzo, iniciaron nuevamente las clases del Programa de Alfabetización, Educación Básica y Trabajo (PAEByT) en la Casa Invisible.

El programa está orientado para aquellas personas mayores de 16 años que no hayan podido terminar el ciclo escolar primario, o no cuenten con la posibilidad de leer y escribir.
Este ciclo 2014 es el tercero consecutivo que se dicta en la Casa Invisible, ubicada en el Barrio San Martín de Villa 31, Barrio Padre Mugica, habiendo pasado ya varias decenas de vecinos y vecinas, quienes además de incorporarse al sistema educativo, vienen confluyendo con toda la agrupación en diferentes actividades culturales, educativas y políticas, contribuyendo a la organización del barrio en la lucha por nuestros legítimos derechos.
Por todo esto, encaramos este nuevo año con alegría, confiados en que será otro año de aprendizaje y crecimiento para todos, con más integración y participación.
Porque la Casa Invisible crece y crece, y esto también es gracias todos quienes participan del PAEByT. Porque confiamos en la educación como pilar fundamental para transformarnos como sociedad y la experiencia acumulada durante estos años nos da la certeza que todos tenemos algo para compartir y algo para aprender de los demás.

Se cumplen 40 años del asesinato del vecino Alberto Chejolán

Este 25 de marzo, se cumplen 40 años del asesinato, a manos de las fuerzas de seguridad, del vecino Alberto Chejolán. Chejolán era un muchacho joven que vivía en el barrio Martín Güemes de Villa 31, trabajaba y se hacía un tiempito para alfabetizar vecinos, junto a su hermano Roque en un vagón abandonado.

 

Ante la falta de respuestas por parte del gobierno del Gral. Perón al reclamo por la vivienda digna en la villa de Retiro, el Movimiento Villero organizó la marcha bajo el lema “Casa sin trampa”, desde la villa hasta la Plaza de Mayo.  Cuando estaban llegando por el Bajo a las inmediaciones de la Casa Rosada, la Policía disparó y mató a Alberto Chejolán. Su hermano Roque y el dirigente Galleta Alfaro debieron trasladar el cuerpo de Alberto por orden de la Policía, antes de ser detenidos.
El velorio de Chejolán fue oficiado por el padre Mugica, en el barrio Güemes. Hasta allí concurrieron los 8 Diputados de la Juventud Peronista que en ese momento se enfrentaba al presidente Juan Perón. Sin embargo, era la línea antipopular la que se imponía en el gobierno peronista -por el que tanto había luchado el Movimiento Villero-, promoviendo la erradicación y avalando la represión.
A 40 años, la bandera que enarbolaba Chejolán, “Casa sin trampa”, el derecho a la vivienda digna en el lugar donde se vive sigue siendo la lucha que llevan adelante las villas de Buenos Aires ante la indiferencia del Gobierno de la Ciudad. A 40 años, la Villa31 sigue de pie, recogiendo esas banderas, luchando por su urbanización.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derechos Humanos, Villa 31. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s