Por Chávez!

Todavía veo su pilotín, color canario, disertando espalda contra el Centro Municipal de Exposiciones, en Buenos Aires, ahí nomás de la Facultad de Derecho. Corría el año 2003. Un nuevo viento soplaba. Fidel nos había dado una clase magistral y compañera, apenas horas antes. Me inmiscuí entre las primeras filas para ver de cerca a este tipo simpático, de carisma arrollador, de mala fama aún.

Lo volví a ver en un estadio de tablón en esta capital austral. La cancha de Ferro reventaba y nos dijo “El genio se salió de la botella”, por no decir “ahorita, el poder es del pueblo”. Rechazamos, juntos, la visita colonial de Bush a Montevideo. También estaban Hebe y las Madres. Antes habíamos hecho lo propio con el ALCA, al carajo. Aunque ahí le fallé, y no pude estar en una Mar del Plata histórica.

Descontando su triunfo en las elecciones del último Octubre, queríamos estar en la asunción del nuevo mandato. Sacamos pasaje, con mi compañera, hace largos meses. Allá vamos, Comandante. A estar, junto a tu pueblo, en esta hora enrarecida.

Antes, el 31 de diciembre a la nochecita, pedí por Chávez. Visité Radio Nacional – Tartagal. Allí me entrevistaron por el libro “Villa 31”. Cuando la periodista leía, fuera del aire, la solapa de la novela, sorpresivamente, me preguntó “¿se salvará Chávez?”. Solo atiné a decir “Ojalá”. “Los pueblos de América Latina, lo necesitamos mucho”, no lo dije, pero lo pensé. La periodista de esa ciudad piquetera me contestó “Ese las tiene bien puestas”.

Ya al aire, cuando me despedía, expresé “Quiero aprovechar para pedir por la salud de Hugo Chávez, hombre leal al pueblo pobre de Nuestra América”. Eran las 21.30, del último día del año.

En 2013, nos despertamos con la perorata inflamada de una carroña que solo es capaz de sentirse a salvo con la desdicha ajena. Dijeron “muerte” y sus colmillos devolvían brillo, tras la pantalla de la tele.

Los que estamos de este lado de la vida, ya estamos entrenados para diferenciar el pescado podrido. Maduro, ese bigotón fiel al honor bolivariano y chavista, salió por la querida señal interestatal Telesur a darnos algo de aliento.

Vamos para allá, Comandante! Queremos estar con su pueblo, hermanados. Quién le dice, quizás la Historia nos tira un centro, y nos cruzamos el próximo 10 de enero, nosotros entre la masa emocionada y usted en ese balcón lateral de Miraflores. Tal vez no. Pero ya lo sabemos, la esperanza es el camino. Y en esa senda, estaremos abrazando los logros de la Revolución Bolivariana. En las misiones, en los barrios, en los centros culturales. Donde haya un guerrillero del amor. Allí estaremos.

Brindando por Chávez, terminamos el año. Pasando la mano a su pueblo, mirando esos ojos negros, latinoamericanos, estrechando sus cuerpos, así lo comenzamos. Ya hemos sellado un compromiso guevarista de luchar por un mundo de Libertad, Igualdad y Justicia. Nada nos detendrá: Pa`alante!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Capitalismo, Latinoamérica. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Por Chávez!

  1. Seba dijo:

    Compañero, en ese viaje que emprenderás, te voy a pedir que le dejes mis saludos a ese enorme pueblo venezolano que defiende y lucha por la Revolución Bolivariana. El Socialismo del siglo XXI.
    Vas a tener que llevar el abrazo de muchos argentinos, me parece. Más conociendote, se que llevás una maleta aparte para que entren todos ellos.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s