7D: Que la democracia avance sobre Clarín y sobre todas las corporaciones

A continuación, la declaración conjunta de algunas organizaciones políticas y sociales del campo popular y la izquierda independiente sobre la importancia del 7D.

El 7D será un hito fundamental en la disputa por la democratización de los medios de comunicación, pero seguro no será el último. Es preciso avanzar sobre la plena aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual obligando a todos los grupos a adecuarse a los criterios de desinversión pautados por la ley y garantizando el espacio que les corresponde a los medios de comunicación alternativa, comunitaria y popular, verdaderos garantes de la democratización de los medios.
Defendimos la promulgación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual porque acompañamos el proceso de gestación colectiva y democrática que se dio en torno a los 21 puntos de la Coalición por una Radiodifusión Democrática, eje vertebrador de la normativa vigente.
Con respecto al mentado artículo 161, que supone los plazos de desinversión y adecuación de los grupos económicos a la nueva normativa, creemos que la medida cautelar interpuesta por los abogados del Grupo Clarín forma parte de una estrategia para dilatar por vía judicial lo que se saldó en la calle y en todos los ámbitos democráticos por los que pasó la discusión (foros regionales, universidades, parlamento). Lamentamos que haya jueces y camaristas que estén al servicio de intereses minoritarios y exigimos que las instancias judiciales superiores (en este caso, la Corte Suprema) se pronuncien de manera unívoca en torno a los plazos de desinversión del Grupo Clarín y el resto de los grupos (Vila-Manzano, Cristóbal López, Cadena 3, etc). Si el 7D es el fin del ejercicio monopólico de las licencias por parte de los multimedios, allí estaremos para festejar.
Al mismo tiempo, acompañamos los avances en materia de comunicación que implicó la creación de un ente de control federal y democrático como el AFSCA, como también la creación del BACUA (Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentinos), que impulsó la producción nacional de contenidos televisivos. Creemos que la multiplicación de producciones y la promoción de la producción local son indispensables para la efectiva federalización de los medios de comunicación.
Por otra parte, está claro que hay debates que la ley no logró saldar,  como la necesidad de diferenciar las obligaciones exigidas a los medios comunitarios, alternativos y populares, que se encuentran dentro del 33% correspondiente a organizaciones “sin fines de lucro”.
Al mismo tiempo, los medios comunitarios, alternativos y populares y las organizaciones que decidimos encarar la defensa de esta ley exigimos que se cumpla con la confección del plan técnico que prevé la Ley para garantizar el 33% del espectro radioeléctrico, porque la desinversión de los grupos monopólicos no supone per se una liberación de licencias hacia las organizaciones sociales. Alertamos sobre la posibilidad de que se licite a favor de otros grupos económicos y, por lo tanto —aunque se multipliquen los licenciatarios—, que no haya garantías de diversidad si el espectro sigue dominado por estos conglomerados privados que controlan asimismo otras esferas de la producción, como es el caso del Grupo Telefónica o el banquero Moneta.
Por eso, exigimos que se llame a concursos especiales de manera inmediata para que las organizaciones sociales, cooperativas y medios comunitarios, alternativos y populares podamos acceder a licencias de TV, radio y cable. Al mismo tiempo, entendemos que es fundamental que el Estado brinde las herramientas necesarias para que los medios puedan desarrollarse.
En consecuencia, decimos que nuestras voces y nuestras ideas deben tener un debate que exige salirse de la dicotomía Gobierno – Clarín. Avanzaremos en la democratización de los medios, para la diversidad de voces, para impedir que las  corporaciones subordinen, mediante la influencia de los multimedios, a la política,y avancen sobre nuestra cultura como pueblo.
Sostenemos que la disputa central por la comunicación debe darse entre una comunicación popular (que incida  en las transformaciones sociales y culturales para las que militamos a diario) y las corporaciones que obstaculizan estos avances. El 7D es para nosotros una fecha que nos permite pensar en avanzar frente a los medios corporativos que desde hace años pretenden gravitar en la política argentina en contra de los intereses populares y a favor de los grupos económicos.
El 7D se convierte en un paso fundamental, pero un día más en nuestra lucha de largo aliento por la democratización de los medios de Comunicación, de las voces y los discursos. Desde la trinchera de la comunicación comunitaria y popular, seguiremos luchando por la justa repartición del espectro y por garantizar los medios de funcionamiento a las experiencias de comunicación popular que surgen en todos los territorios del país. Creemos que, en esta pelea, las organizaciones y movimientos sociales debemos ser protagonistas y ocupar el rol que hemos logrado sostener en los años de disputa al aparato comunicacional vigente. La movilización y la puesta en funcionamiento de más radios y más canales son la garantía de que dicho proceso, lejos de terminarse el 7D, sea el inicio y la puesta en funcionamiento de los cambios que necesitamos.
Corriente Política 2021 – Corriente Política 17 de Agosto – El Gleyzer  – Frente Popular Dario Santillán Capital –  Marea Popular
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libertad de Expresión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s