ANULAN LA ABSOLUCIÓN A POLICÍAS IMPLICADOS EN LA REPRESIÓN DEL PARQUE INDOAMERICANO EN 2010

El Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires (ODH) expresa su satisfacción frente a la sentencia de la Sala I de la Cámara del Crimen que anuló el sobreseimiento de 33 oficiales de la Policía Metropolitana y 12 de la Policía Federal que había dispuesto el Juez de instrucción, Eliseo Otero, en la causa en la que se investiga la represión policial que provocó dos crímenes durante el intento de desalojo del Parque Indoamericano, en diciembre de 2010.
Celebramos que esta causa se encarrille, ya que el fallo del Juez Otero dejaba las puertas abiertas a la impunidad de un hecho doloroso para la historia de la ciudad autónoma. Este hecho resultó atentatorio de diversos derechos humanos de los habitantes más vulnerables de nuestra ciudad, entre ellos el derecho a la vida.
Hemos advertido en diversas oportunidades que el “Parque Indoamericano” fue el bautismo de fuego de la Policía Metropolitana -que operó en conjunto con la Federal-, en lo que resultó el primer momento dentro de una zaga de casos que concluyeron, en 2011, con 3 casos de gatillo fácil cometidos por la Metropolitana. Dejar impune las muertes del Indoamericano hubiese significado la convalidación judicial de esta metodología inconstitucional.
Del mismo modo, resulta destacable el apartamiento del Juez Otero tras reprocharle su pérdida de imparcialidad por los términos usado para descalificar la investigación que realizó el fiscal Sandro Abraldes. El fiscal Abraldes había conducido la investigación correctamente hacia ambas fuerzas luego de que las pericias determinaran que el calibre de las armas de fuego utilizadas, así como las balas halladas en la zona y los cuerpos de las víctimas, son similares a las que usaron ambas Policías. Cabe recordar que el Ministro Montenegro había negado la adquisición de balas de plomo, las que fueron ubicadas en los allanamientos a la Fuerza Metropolitana dispuesto por el fiscal. Las familias de Bernardo Salgueiro y Rosemary Chura Puña, asesinados en el Parque Indoamericano aguardan justicia y no impunidad. La plena vigencia de los derechos humanos en nuestra ciudad, también.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derechos Humanos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s